CUREPTO SE SUMA AL RETIRO DE BASURA AÉREA APORTANDO CON MÁS DE 11 MIL METROS ELIMINADOS


Impulsados por las mesas de trabajos desarrolladas por Secretaria Regional de Transportes y Telecomunicaciones y el Municipio, en aproximadamente un mes, con un total de 11.700 metros de cables en desuso retirados de la ciudad, Curepto finalizó el proceso de limpieza de escombros aéreos contribuyendo de esta manera a generar espacios públicos más acogedores para la comunidad. 

Tras la reciente aprobación en el Congreso Nacional del proyecto de ley que regularizará el tendido de cables aéreos, estableciendo que las concesionarias y permisionarias serán responsables de la instalación, identificación, modificación, mantención, ordenación, traslado y retiro de líneas aéreas o subterráneas de cables.



Ya son 3 comunas las que han completado en un 100% el retiro de su basura aérea, Longaví con 86.602, Empedrado con 2.450 y Curepto con 11.700 metros. Curicó aún se encuentra desarrollando los trabajos y este 2019 a limpiando 1.655 metros.

Al respecto, el Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Palacios, fue claro en señalar que el proyecto de ley establece un plazo para proceder a su ordenación o retiro, el que no podrá superar los 5 meses desde la calificación de desecho y destacó la labor realizada hasta el momento por las empresas que han limpiado sus escombros aéreos.

“Agradecemos el esfuerzo de las empresas de telecomunicaciones, quienes, coordinados con las Municipalidades de Longaví, Curepto, Empedrado y Curicó respectivamente, han despejado un total de 136 mil 334 metros de cables en desuso, lo que sin duda nos pone muy contentos, ya que gracias a esta nueva ley impulsada por SUBTEL se está contribuyendo a embellecer las ciudades con espacios públicos más acogedores para todos” señaló el Seremi Carlos Palacios.

Palacios hizo un llamado a las comunas restantes a participar de esta iniciativa y cumplir los plazos para no arriesgarse a las multas correspondientes “en caso que la concesionaria no proceda al retiro requerido dentro de plazo, que puede ser de máximo 5 meses, los municipios procederán a retirar estos elementos a costa de las empresas correspondientes, y por el incumplimiento de esta obligación se aplicará una multa a beneficio municipal que puede ser de 100 a 1.000 UTM”.